Saltar al contenido

Maquetas Fragatas Rebeldes

Las fragatas Rebeldes se han convertido en el símbolo de la resistencia desde el inicio de la saga. Sus diseños nos recuerda como el más débil se rebela con el opresor altamente preparado como la flota imperial.

A simple vista parecen que no están preparadas para el combate pero están perfectamente dotadas para la lucha, un ejemplo claro es la maqueta del Crucero de Escolta Rebelde Nebulon B.

Catálogo de Fragatas Rebledes en oferta:

Más ofertas en Amazon
 

Ventajas de comprar un Crucero de Combate de la Resistencia

De ser derrotado por el imperio a destruir la estrella de la muerte, es sólo uno de los logros de los cruceros de la rebelión.

Ofrecemos productos de calidad a precios accesibles para cualquier fans de la Guerra de las Galaxias.

Se caracterizan por el nivel de detalle en cada pieza reflejando fielmente a las fragatas que hemos vistos en el cine.

No necesitarás un gran espacio para tu compra porque se caracterizan por un tamaño compacto. Tanto los modelos más baratos a los más caros, están diseñado para hacer las delicias de cualquier colección.

Historia de los anticuados Cruceros de la Alianza Rebelde

Frente a un enemigo cuyo poderío militar y mano de obra eran irremediablemente superiores a él, la Alianza Rebelde tuvo que compensar a menudo su desventaja por la calidad de sus combatientes, la de su equipo y los tesoros de su ingenio.

Las primeras fragatas de asalto surgieron cuando la Alianza consiguió hacerse con un puñado de viejos Heavy Cruisers de clase de acorazado.

Como tal, los barcos obsoletos que necesitaban alrededor de 16.000 tripulantes no podían hacer frente a los limitados recursos de la Alianza, pero era imposible abandonar por completo estos barcos que todavía eran capaces de luchar.

Por lo tanto, se decidió canibalizar algunas partes de los antiguos acorazados y transformar los propios barcos en algo más útil.

Los objetivos de los ingenieros rebeldes eran fáciles de resumir pero difíciles de alcanzar:

  1. Automatizar sus nuevos buques en la medida de lo posible para reducir el número de tripulantes necesarios.
  2. Modernizar los sistemas más antiguos, mientras que los Imperiales prefirieron dejar que estas venerables naves envejecieran en favor de aviones más nuevos y eficientes
  3.  Aumentar la potencia de fuego y la velocidad mientras se eliminan algunos sistemas sobredimensionados y varios elementos “superfluos” del casco.

Al final, los Frégates d’Assaut lograron satisfacer a quienes habían trabajado tanto en su diseño y, aunque la Alianza no podía disponer de suficientes talleres y fondos para producirlos en cantidades significativas, el concepto demostró ser lo suficientemente fiable y robusto como para sorprender incluso a sus diseñadores.

Las fragatas de asalto formaban parte del arsenal de la Nueva República y varias de ellas seguían en servicio durante la guerra contra el Yuuzhan Vong porque eran una forma relativamente barata de reciclar viejos cruceros pesados de la clase Battleship.

Además de las Fragatas Rebeldes, en nuestra Tienda Online tenemos: